El hombre tranquilo

Image

Salpican el paisaje. Se desmoronan. Se deshacen como una vieja fotografía en blanco y negro con las esquinas raídas. Iglesias sin tejados. Pequeños monasterios. No salen en los mapas. Nadie recuerda su nombre. Sé que esta es una antigua abadía franciscana porque lo cuenta el guía. El campo de Irlanda tiene eso, el placer del descubrimiento inesperado. La sorpresa pura, sin almíbar. Por eso la belleza tranquila del parque nacional de  Connemara, entre el condado de Galway y el de Mayo, se muestra sin dobleces.

Image

Cong, en dosis pequeñas. Aunque suene a chino, el pueblo de Cong late en el corazón de Connemara. Apenas es una calle, un río, un castillo y una abadía que te lleva lejos. Pero, ante todo, fue escenario de una película de los años 50, protagonizada por John Wayne, que no he visto: “El hombre tranquilo” (“The quiet man”).

Image

Dice el crítico de cine Carlos Boyero que “The quiet man” es una de sus películas favoritas. Quizá sea por su sencillez, porque cuenta la historia de un boxeador que regresa de Estados Unidos. Vuelve a su Irlanda natal y se enamora. Paisaje y paisanaje. Por algo el realizador John Ford llevó al cine este rincón irlandés coronado por montañas (las Twelve Bens y las Maumturk Mountains): por su soledad, por las verdes laderas, por esas ovejas que pasan el día pastando incluso cuando cae la lluvia. Por ser alma.

Image

Carreteras sinuosas que se pierden en la inmensidad del paisaje. Discurren entre terreno pantanoso que aquí llaman turba. Y luego se reconducen, como si se hubieran arrepentido, hasta llegar a la Kylemore Abbey. La abadía aparece de repente, en medio de un bosque, a los pies de un lago. Es de postal, aunque la magia desaparece al comprobar que es de falso estilo tudor. La magia se esfuma cuando, tras pagar ocho euros, solo puedes visitar cuatros estancias de la parte baja. Así que decido buscar el encanto, otra vez, de puertas afuera.

Image

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized and tagged , , . Bookmark the permalink.

2 Responses to El hombre tranquilo

  1. Bea says:

    Pero que envida me das…

    Y yo aquí aburrida delante de un ordenador esperando a que se pasen estos largos 45 min que me quedan para poder comenzar el fin de semana.

    Un besico enorme peichita!!!

  2. It’s just what I wanted. A great contribution. I subscribe to the blog, if all these posts are worth it and receive email updates.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s