El año que viví (peligrosamente) en Irlanda

Desde mi ventana veo el mar

Desde mi ventana de Galway veo el mar. Su color depende del cielo. Si está plomizo, el Atlántico se mimetiza y muestra su cara oscura. Si las nubes juegan al gato y al ratón con el sol, los reflejos cambiantes pintan de diferentes tonalidades el Black Rock, el trampolín amarillo. Nunca había vivido en una ciudad costera, así que la panorámica del océano bañando la bahía de Galway me resulta magnética. No me canso de mirarla.

En las nubes1

Llegué al oeste de Irlanda hace un año. Los recortes en la cadena de televisión para la que trabajaba rompieron un sueño. De la noche a la mañana, como tantos otros periodistas en España, me vi sentada en la oficina del Inem, esperando mi turno. Es una sensación amarga, de herida abierta, de callejón sin salida. Al final, busqué otra vía por la puerta de atrás: aprovechar el tiempo para mejorar el inglés. Una huida hacia adelante, supongo.

Huida hacia adelante

Vine para mes y medio y ha pasado un año, con sus idas y venidas. La decisión de prolongar mi estancia en Irlanda marchó en paralelo a las noticias que llegaban desde España, tan descorazonadoras, tan llenas de desesperanza, tan tristes. Al mismo tiempo, la lluvia sempiterna de Galway dejó, poco a poco, de entristecerme y su paisaje acabó por conquistarme. Y empecé a entender el terrible acento irlandés, a soñar en inglés, a ver esta ciudad con dimensiones de pueblo grande como un lugar para quedarse. De repente, me di cuenta de que había emigrado. Sin pretenderlo.

Van

También hay un capítulo de ‘cosas que no te conté de Irlanda’. La vida es carísima en este país. Al principio tiras de ahorros, para pagar las clases de inglés, el alquiler, la comida, los viajes con esos amigos efímeros e internacionales que conoces entre libros de gramática.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Luego llega el momento de buscar trabajo, de inventarte la línea del currículum en la que detallas una experiencia como vendedora en una tienda que no has tenido. Rebajas tus expectativas, aunque se te caigan los anillos, y te sientes un poco afortunada porque has conseguido un trabajo de verano como camarera a 8.65 euros la hora, el salario mínimo.

ola en black rock

Ahora que ha acabado recuerdo el invierno como si hubiera durado años, con la oscuridad comiéndose el ritmo palpitante de la vida a las cuatro de la tarde y la lluvia salpicando los cristales de las ventanas en el pub. Recuerdo el invierno entre borrasca y borrasca, ventoso por ese aguerrido viento del Atlántico, observando por mi ventana de Galway ese horizonte que no me canso de mirar.

Un arcoíris 'decora' la Blake's Hill

Ya no trabajo de camarera. Teletrabajo para una empresa española y vivo y viajo en inglés, también para escribir reportajes como freelance. Para disfrutar de Irlanda. Para buscar una esencia irlandesa que busco y espero encontrar. Para fotografiar este país.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El tiempo da la medida de las cosas. Por eso, a veces siento que tengo dos vidas: la de España y la de Irlanda. Al principio, miraba mi experiencia vital irlandesa como si no fuera mía, como si estuviera interpretando un papel en una obra de teatro que alguien escribió para mí. Luego te das cuenta de que no hay que llegar a la siguiente curva de la carretera secundaria para encontrar el camino. El camino, simplemente, se hace al andar. Dure lo que dure la aventura.

Montañas de Connemara (maam)

El tiempo te permite mirar todo con perspectiva. Por eso, siento que también tengo otra vida. La que ahora me alimenta desde la lejanía, la que me espera paciente apostada en una acera de la caótica Gran Vía de Madrid o la que me define desde lo alto de una torre mudéjar de Teruel.

En Irlanda del Norte

Cuando todo se acabe, este año que viví (peligrosamente) en Galway estará para siempre en el álbum que retrata, a pesar de las dificultades (o precisamente por eso), la anatomía de un instante de felicidad.

en la playa de la felicidad

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized and tagged , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

9 Responses to El año que viví (peligrosamente) en Irlanda

  1. Eva says:

    Peligrosamente? Sorry, no entender.
    Justamente hablaba esta mañana con papa que ayer mientras estábamos en Skype, entro tu compi y de repente todo un mundo nuevo se abrió delante de mi, lo has descrito muy bien con lo de que “sueño en inglés…”, pero que maravilla!
    Besitos.
    P.D. Espero poder seguirte por lo menos dos meses seguidos…

  2. Eva, lo de peligrosamente es un guiño a una película que se llama ‘El año que vivimos peligrosamente’, que cuenta las peripecias de un reportero inexperto que es enviado a Indonesia.

  3. teconlene says:

    Madre mía, un año ya!
    Me alegro de que tu mochila se haya ido llenando de tantas imágenes y bonitos recuerdos.
    Besos desde Perugia.

    • Laura says:

      Me ha encantado Laura!!! Muy poético. Sé, que a pesar de que te fuiste por las circunstancias explicas en tu blog, ha sido una experiencia inolvidable para tí. En cualquier caso, ya es hora de que vuelvas y te volvamos a tener cerquita, no crees??? Seguro que tu regreso a Madrid va a ser mejor de lo que imaginas. Un besazo

  4. Gio Carlos says:

    My sweet Laura.
    Thank you so much for such beutiful words.

    Is there any way not to fall in love with Galway after all? I suppose not.
    I remember my first months in that city – Everything I did was to complain about the weather and everything else. After a while, out of the blue, I was feeling like part of it – half Irish half Brazilian.Galway has something magical that catches us slowly. Galways is not a city where one is impressed at the first view and after a while becomes bored – but the contrary, it’s easier to have an impression of boredom at the first place and if one stays longer they realize how much more is possible to enjoy, absorve and find out about that place. Galway is a city designed for the sensitive ones – the ones who can see a lot in just a little, or maybe the ones looking for hope.

    I also remember the way you used to complain about that city to – and even criticize the ones who had fallen in love before you. And look that now: you are dangerously in love with Galway. Thats’s beautiful!

    I miss Galway so badly and I wish every single day my dream of living there hadn’t come to the end. It was a difficul decision to come back to my country, but once I’m here I think I should do my best no matter what. Maybe, someday – somehow – Galway will be waiting for me to heal my wounds once more. Maybe.

    Best wishes to you. It was a pleasure having met you in Galway. I still remember the first time I saw you there, your smile, our trip to the Cliffs and – of course – that lovely talk we ha in that coffee where I was introduced to the Spanish carrot cake.

    Miss you Laura.

    Take care.

    Gio Santos

  5. marcodh50 says:

    Galway es una ciudad increíble.
    Tanto que, estuve por allí, volví, y ahora tengo que volar de nuevo porqué aquello es simplemente “otra cosa”.
    Tienes un blog bien chulo.
    Un saludo

    • Hola! Como el mundo es un pañuelo y he echado un vistazo a tu blog, he encontrado nuestra conexión en Galway. Estudié en GCI con la suiza rubia encantadora para hacer el examen del Advanced en diciembre. A mí también me encanta Barna, su bosquecito, el puerto, Silverstrand Beach. ¡Y llegué corriendo! 😉

      • marcodh50 says:

        GCI… Advanced… diciembre 2012… y en mi clase también había una suiza rubia encantadora que sale en una de tus fotos.
        Increíble 🙂

  6. Beatriz says:

    Se me han saltado las lagrimillas y mas sabiendo que ya llega el fin de esta aventurilla tuya. Pronto te tendremos otra vez entre nosotros…….LOS QUE TE QUEREMOS!!!

    Eres una periodista magnifica, y espero que pronto alguien que te pueda apadrinar se de cuenta

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s